El hecho de envejecer no significa que tus capacidades mentales se vean necesariamente reducidas. Hay mucho que puedes hacer para mantener tu mente despierta y alerta, ya que muchos de los supuestos cambios relacionados con la edad que afectan a la mente, como la pérdida de memoria, en realidad están relacionados con el estilo de vida. Así como los músculos se debilitan al sentarse y no hacer nada, también lo hace el cerebro.

Una disminución marcada en las capacidades mentales puede deberse a factores como medicamentos recetados o enfermedades. Las personas mayores son más propensas a tomar una variedad de medicamentos para afecciones crónicas que las personas más jóvenes. En algunos casos, un medicamento (o una combinación de ellos) puede afectar las capacidades mentales de forma negativa.

Ciertas enfermedades que son más comunes en la vejez, como la enfermedad de Alzheimer, también pueden ser la causa subyacente de la disminución de las capacidades del cerebro. Vale la pena consultar con un médico para asegurarse de que cualquier cambio cognitivo, como la pérdida de memoria, no esté asociado con medicamentos o enfermedades.

Algunos de los cambios normales en el cerebro relacionados con la edad incluyen:

  • La grasa y otros depósitos se acumulan dentro de las neuronas, lo cual dificulta su funcionamiento.
  • Las neuronas que mueren de “vejez” no son reemplazadas.
  • La pérdida de neuronas significa que el cerebro se hace más pequeño con la edad.
  • Los mensajes entre neuronas se envían a una velocidad más lenta.

 

estimula el cerebro leyendo gratis en internetUn cerebro que se hace más pequeño y liviano con la edad todavía puede funcionar tan bien como uno más joven. Por ejemplo, un cerebro más viejo puede crear nuevas conexiones entre las neuronas si se le da la oportunidad. Existen pruebas que sugieren que las capacidades mentales son compartidas por varias partes del cerebro, por lo que, a medida que algunas neuronas mueren, sus funciones son asumidas por otras.

Algunas afecciones que pueden afectar la capacidad de funcionamiento del cerebro, como el accidente cerebrovascular, están asociadas con la dieta, la obesidad y las opciones de estilo de vida sedentario. Mantener un cuerpo activo y cuidar la alimentación es crucial para tener una mente activa. Algunas sugerencias son:

  • Hacer por lo menos 30 minutos de ejercicio moderado todos los días para dar un aumento de oxígeno al cerebro.
  • Hacer ejercicio en 3 bloques de 10 minutos es suficiente para proporcionar beneficios significativos para la salud.
  • El ejercicio regular puede mejorar la memoria del cerebro, las capacidades de razonamiento y los tiempos de reacción.
  • Evitar fumar y beber en exceso.
  • Llevar una dieta saludable y con suficiente vitamina B.
  • Evitar las dietas extremadamente bajas en carbohidratos.
  • Consumir una dieta baja en grasas.

Por otra parte, varias investigaciones demuestran que la pérdida de memoria puede mejorar entre un 30 y un 50 por ciento simplemente haciendo ejercicios mentales. El cerebro es como un músculo, si no le das entrenamientos regulares, sus funciones disminuirán. Las sugerencias incluyen:

  • Manten tu vida social y participa en muchas conversaciones sobre temas que te interesen.
  • Lee periódicos, revistas y libros.
  • Juega juegos depensar como Scrabble, las cartas o el Trivial.
  • Haz un curso sobre un tema que te interese.
  • Aprende un idioma o una nueva habilidad.

Entre todas las actividades mencionadas anteriormente cabe destacar la importancia de mantener relaciones sociales y asegurarse de que siempre tenemos personas a nuestro alrededor con las que hablar y pasar el rato. No menos importante es el hecho de cultivar la mente con actividades como la lectura; de hecho gracias a las nuevas tecnologías podemos disfrutar de grandes clásicos de la literatura de forma gratuita y al alcance de un click. Verás que hay cientos de recursos y páginas donde descargar libros, como por ejemplo www.librosgratispdf.es

La buena memoria es una habilidad que se aprende. Hay maneras de mejorar una memoria defectuosa sin importar la edad, como por ejemplo:

  • Asegúrate de prestar atención a lo que sea que quieras recordar. Por ejemplo, si estás ocupado pensando en otra cosa, es posible que no te des cuenta de dónde estás poniendo las llaves de la casa.
  • Trata de recordar listas cortas, como una lista de la compra y conecta mentalmente cada elemento de la lista a un punto de referencia. Por ejemplo, imagina poner el pan en el buzón, las manzanas en la casa del vecino de al lado y la carne en la parada del autobús. Para recordar la lista, sólo tienes que caminar la ruta en tu mente.

Siguiendo los consejos mencionados en la medida de lo posible, podrás retrasar el envejecimiento de tu cerebro y disfrutarás de una vejez mucho más activa y divertida. Además la mente es muchas veces la causante de varias enfermedades o problemas corporales, por lo que debes prestarle mucha atención y no descuidarla.