TuTambien.es

nuevas tecnologías para todos

Categoría: Salud

Mejor colchón para ancianos: ¿Cómo elegirlo?

Elegir un colchón para personas mayores

Con tantos colchones en el mercado, encontrar el que mejor se adapte a las necesidades de los adultos mayores puede parecer un desafío.

Vamos a esbozar claramente los factores más importantes a considerar como un adulto mayor en el mercado de un colchón nuevo, incluyendo el precio, los materiales y las características clave de confort.

¿Qué buscar en un colchón para ancianos?

La compra de un colchón nuevo representa una compra significativa para la mayoría de los adultos mayores.

Esto es especialmente cierto para las personas mayores que tienen más probabilidades de experimentar dolores recurrentes en sus espaldas y articulaciones.

  • El colchón adecuado puede facilitar la entrada y salida de la cama, 
  • mejorar la alineación de la columna vertebral,
  • y aliviar los puntos de presión dolorosos en áreas sensibles.

Desafortunadamente, las compañías de colchones a menudo usan una jerga industrial y de marketing muy confusa.

Esto puede hacer que encontrar el colchón correcto sea más difícil de lo que debería ser.

Echemos un vistazo a lo que realmente importa al elegir un colchón.

El precio

Como en cualquier compra grande, el precio es una consideración importante, especialmente para las personas mayores que a menudo viven con ingresos fijos disminuidos.

Materiales de calidad

La calidad de los materiales utilizados para hacer su colchón determinará tanto su comodidad como su longevidad.

Un colchón hecho con materiales de alta calidad ofrecerá una durabilidad superior y proporcionará un mejor rendimiento.

Nivel de Firmeza

Al elegir un colchón una de las consideraciones más importantes es el nivel de firmeza.

El nivel de firmeza te dice lo blanda o dura que vas a notar la superficie de la  cama.

Puntuamos la firmeza en una escala del 1 al 10. El nivel de firmeza preferido dependerá de tu peso así como de tu posición o postura en la que concilias el sueño.

Generalmente, un colchón de firmeza media a media-alta proporcionará un nivel óptimo de apoyo para la mayoría de las personas mayores.

Alivio de la presión

Nos referimos a la capacidad de un colchón para reducir la tensión y el impacto al soportar un peso.

Un colchón con un alivio de presión significativo puede amortiguar y acomodar los puntos de presión y promover la alineación apropiada de la columna vertebral.

Los ancianos, en particular, a menudo requieren un colchón con un excelente alivio de la presión, para ayudar a reducir los puntos de presión en áreas clave como las caderas y los hombros y ayudar a aliviar el dolor de espalda y de las articulaciones.

Soporte para los bordes

Esta es una característica importante pero que a menudo se pasa por alto.

Un colchón con un excelente soporte de los bordes será capaz de sostener el peso de su cuerpo incluso en su perímetro, en lugar de hundirse en los bordes.

El soporte de los bordes aumenta el área utilizable del colchón y también hace que levantarse de la cama sea más fácil para los adultos mayores que pueden tener movilidad reducida.

Adaptación al Contorno

Se refiere a la capacidad de un colchón para moldear o contornear su forma cuando está bajo el peso de su cuerpo.

El contorno contribuye a la comodidad general así como al alivio de la presión.

Regulación de la temperatura

Diferentes tipos de materiales de colchón absorberán y retendrán el calor de su cuerpo en diferentes grados.

Una mala regulación de la temperatura puede causar un incómodo sobrecalentamiento durante la noche.

Varios atributos del colchón, incluyendo los materiales, el grosor y el flujo de aire, pueden afectar a la regulación de la temperatura. Las personas mayores tienden a preferir los colchones que absorben menos calor corporal y duermen relativamente frescos.

Facilidad de movimiento

Esto se refiere a lo fácil que es moverse en un colchón.

Los colchones con más resistencia o rebote proporcionan una mayor facilidad de movimiento que puede ser ventajosa para las personas mayores con movilidad limitada.

Sin embargo, los colchones con rebote también transferirán más movimiento y pueden ser perjudiciales para las parejas que duermen juntas.

Tipos de colchones adaptados a la tercera edad

Los colchones se colocan en diferentes categorías que corresponden a sus materiales y construcción.

La mayoría de los colchones en el mercado encajan en uno de los cinco tipos: viscoelástico con muelles, muelles interiores, látex, cama de aire y viscoelásticos o de espuma.

Cada tipo de colchón tiene su propio conjunto de ventajas y desventajas.

Discutiremos los diferentes tipos de colchones con más detalle en la siguiente sección.

¿Qué tipo de colchón es mejor para los ancianos?

elegir colchones para ancianosCada tipo de colchón -definido por su construcción interna y materiales- tiene sus propias ventajas y desventajas.

Mientras que algunos tipos de colchón pueden ofrecer en general características que son mejores para las personas mayores, puede haber una variación dentro de cada categoría dependiendo de la marca y el modelo específico.

Algunos tipos también tienen una mayor diversidad, modelos diferentes y opciones que otros.

Por eso es importante comprender las características de cada tipo de colchón y considerar cuidadosamente cuál es el que mejor se adapta a sus necesidades.

Colchones Híbridos para personas mayores

Los colchones híbridos contienen un núcleo de soporte de muelles internos hecho con bobinas embolsadas, y un sistema de confort sustancial hecho con otro material como la espuma de memoria o el látex.

A destacar que los colchones híbridos aunan lo mejor de ambos mundos.

Los híbridos tienen como objetivo combinar los materiales de los colchones para captar los beneficios de la espuma/látex, así como las bobinas metálicas tradicionales, minimizando las posibles desventajas de cada material.

Esto significa que los colchones híbridos ofrecen una gran combinación de características para las personas mayores: responden con un excelente flujo de aire mientras que proporcionan una experiencia de sueño tranquilo y un contorno que alivia los puntos de presión.

Colchones de Muelles para la tercera edad

Los colchones de muelles internos representan el tipo más antiguo de la industria del colchón.

Están compuestos por un núcleo de bobinas de metal y una capa de cubierta exterior.

Mientras que la capa exterior puede ser de espuma, látex, algodón o poliéster, normalmente no cambia mucho la sensación del colchón. Los colchones de muelles internos tienden a ser muy resistentes o rebotantes.
A medida que los colchones Innerspring han disminuido en popularidad, tienden a representar el modelo más barato y básico ofrecido por los vendedores de colchones.

Lamentablemente, como la construcción completamente enrollada hace que los muelles internos sean difíciles de comprimir y enviar a bajo precio, la mayoría de los vendedores de colchones online no ofrecen los modelos tradicionales de colchones de muelles internos.

Colchones de Látex para Mayores

Los colchones de látex están construidos completamente con látex.

La mayoría de las empresas que venden colchones en internet como colchonesviscoelasticos.online, usan látex natural hecho de árboles de caucho.

Sin embargo, también puedes encontrar colchones hechos con látex sintético o mezclado.

A destacar: son colchones frescos, suaves y que se adaptan al cuerpo.

Los colchones de látex proporcionan un contorno moderado: se ajustan a la forma de su cuerpo y alivian los puntos de presión dolorosos sin permitirle hundirse demasiado en la superficie del colchón.

A diferencia de los colchones de espuma, el látex tiende a dormir fresco y proporciona una mayor durabilidad.

Todas estas características hacen que el látex sea una gran elección para las personas mayores.

Colchones de Espuma

Los colchones de espuma están construidos completamente de espuma.

Los diferentes tipos de espuma se suelen colocar en capas para crear una capa superior de confort y un núcleo de apoyo más denso e inferior.

La espuma con memoria es uno de los materiales más comunes usados en los colchones de espuma. La espuma de poliuretano (poliestireno) es otro material popular.

A veces se utiliza látex entre las capas, pero los colchones de espuma no contienen espirales.

A destacar su inmejorable adaptación al contorno corporal. 

Los colchones de espuma son la mejor opción cuando se trata de contornear, la capacidad de abrazar la forma de tu cuerpo. Esta es una característica especialmente importante para las personas mayores, ya que promueve el alivio de la presión en las principales regiones de las articulaciones como las caderas y los hombros.

Sin embargo, los colchones totalmente de espuma tienden a tener una regulación de temperatura menos que ideal.

¿Cómo afecta la edad al sueño?

Al elegir el mejor colchón para los ancianos, es importante considerar cómo la edad afecta al sueño.

Una creencia común es que nuestras necesidades de sueño disminuyen a medida que envejecemos. Si bien es cierto que la cantidad de tiempo que necesitamos dormir cada noche disminuye desde la infancia, esta tendencia se estabiliza una vez que llegamos a la edad adulta.

Eso significa que los ancianos todavía necesitan alrededor de ocho horas de sueño para una salud óptima. Sin embargo, el proceso de envejecimiento introduce algunos desafíos únicos, que pueden hacer más difícil conseguir la cantidad correcta de sueño cada noche.

Entonces, ¿cómo afecta exactamente la edad al sueño?

Mientras que la cantidad de sueño que necesitamos permanece igual durante la edad adulta, nuestros patrones de sueño cambian a medida que envejecemos.

Los cambios en los patrones de sueño relacionados con la edad incluyen:

  • Horario avanzado de sueño: los adultos mayores tienden a experimentar un adelanto del horario de sueño a horas más tempranas, lo que significa que se sienten cansados más temprano en la noche y se despiertan más temprano en la mañana.
  • Aumento del número de despertares nocturnos: a medida que envejecemos, tendemos a despertarnos con más frecuencia y a tener más dificultades para volver a dormirnos, lo que provoca un aumento del tiempo que pasamos despiertos durante la noche.
  • Reducción de la duración del sueño nocturno: como resultado del mayor tiempo que pasan despiertos durante la noche, los adultos mayores tienden a dormir menos cada noche.
  • Disminución del sueño de onda lenta: el hecho de pasar más tiempo despiertos durante la noche, también hace que los adultos mayores pasen menos tiempo en las fases de sueño profundo.
  • Aumento de la frecuencia de las siestas diurnas: para recuperar el sueño perdido durante la noche, los adultos mayores aumentan el tiempo que pasan durmiendo la siesta durante el día. Pero, desafortunadamente, dormir la siesta a última hora del día también puede interrumpir su horario de sueño y reducir su capacidad de dormir durante la noche.

Además de los cambios naturales en los patrones de sueño, los adultos mayores también son más propensos a sufrir condiciones de salud que alteran el sueño reparador.

  • Artritis: cuando es crónica puede causar rigidez, hinchazón y dolor en las articulaciones.
  • Apnea del sueño: Los adultos mayores son más propensos a sufrir de apnea del sueño, un trastorno del sueño en el que la respiración se detiene y comienza durante la noche y afecta la calidad del sueño.
  • Condiciones neurológicas y cognitivas: la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Parkinson y otras formas de demencia se han relacionado con tasas más altas de insomnio, apnea del sueño y otros trastornos del sueño.
  • La diabetes y los problemas de próstata: estas y otras condiciones que los ancianos experimentan comúnmente pueden llevar a la frecuente micción nocturna, interrumpiendo así el sueño regular.

Los ancianos se enfrentan a más obstáculos cuando se trata de conseguir una noche completa de sueño reparador. Pero los buenos hábitos de sueño pueden ayudar a equilibrar las perturbaciones que vienen con la edad. Esto incluye el colchón que elijas.

El colchón adecuado puede marcar la diferencia. Al elegir cuidadosamente un colchón que satisfaga las necesidades únicas de los adultos mayores, puede crear un mejor ambiente de sueño que le ayude a obtener el descanso que necesita cada noche.

Consejos para seleccionar un colchón para adultos mayores

Ahora veamos unos cuantos artículos finales que también son importantes para considerar como un anciano comprando un colchón nuevo.

Aquí cubriremos cómo la firmeza, el presupuesto y las garantías deben informar tu compra del colchón.

¿Qué firmeza de colchón es mejor para los ancianos?

Como suele ser el caso, el mejor nivel de firmeza del colchón dependerá del peso del durmiente, la posición de dormir, así como las preferencias personales.

Sin embargo, los ancianos son más propensos a experimentar dolores crónicos en la espalda, caderas y articulaciones principales.

Como resultado, los adultos mayores pueden querer mantenerse alejados de los colchones demasiado firmes que pueden crear puntos de presión dolorosos para las articulaciones ya sensibles.

Los colchones medianamente suaves, medianos y medianamente firmes que ofrecen un contorno moderado son probablemente las mejores opciones para los adultos mayores.

¿Cómo puedo obtener alivio con un presupuesto ajustado?

Las personas mayores suelen tener ingresos fijos y el precio potencial de un colchón nuevo de alta calidad puede parecer desalentador.

Afortunadamente, con el aumento de la competencia de los vendedores de colchones online, se ha vuelto mucho más fácil encontrar un colchón que se ajuste a las necesidades únicas de las personas mayores y a sus presupuestos.

Puedes ver colchones viscoelásticos con latex baratos (colchonesviscoelasticos.online) adaptados a las necesidades únicas de las personas mayores.

¿Cuánto tengo que invertir?

A pesar de que los precios de los colchones son bastante sencillos en estos días, la compra de un colchón nuevo sigue siendo una compra significativa.

Los colchones en nuestra lista de los mejores colchones para las personas mayores van desde 150 a 600 € para un colchón de ancho 150.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que los colchones son una compra a largo plazo, que suele durar un mínimo de 6 años y en muchos casos llegan hasta los 10 años.

Además, el sueño es un componente integral de un estilo de vida saludable. Sopesar como se adapta un determinado colchón a tus necesidades específicas como durmiente debería ser una consideración tan importante en la compra de un colchón como su precio.

Garantía del colchón y otras políticas

Una forma de proteger su inversión es asegurarse de que la compra de su colchón esté cubierta con una prueba de sueño y una garantía.

  • Las pruebas de sueño le dan tiempo para probar un colchón nuevo de primera mano por un período variable de 90 días o más. Si no estás satisfecho con su compra, puede devolver el colchón dentro del período de prueba para obtener un reembolso completo.
  • Las garantías te protegen de los defectos de fabricación. Mientras que todavía necesitas cuidar su colchón, una garantía puede permitirte recibir un reembolso parcial o recibir un colchón de reemplazo si el tuyo comienza a romperse prematuramente.
  • Todos los colchones de nuestra lista de los mejores colchones para personas mayores vienen equipados con una prueba de sueño y cobertura de garantía.

Terapia Física para Personas de la Tercera Edad

Para las personas de la tercera edad que se están recuperando de una lesión o enfermedad y para aquellos que experimentan dolor crónico, los ejercicios de fisioterapia pueden ayudar a aliviar el dolor y restaurar las funciones físicas como la flexibilidad, la fuerza, el equilibrio y la coordinación.

La empresa ayudaadomiciliovalencia.info, te ofrece los servicios de fisioterapia a domicilio para personas mayores, que combinan diferentes enfoques que incluyen estiramientos, caminatas, masajes, hidroterapia y estimulación eléctrica, entre otros.

El objetivo de la fisioterapia para personas de la tercera edad es facilitar las tareas y actividades diarias. Y para que las personas mayores sean lo más independientes posible.

Entre las circunstancias en las que la fisioterapia puede ser valiosa se encuentran las siguientes

  • Recuperarse de lesiones como la fractura de cadera
  • Osteoartritis
  • Dolor en todas las partes del cuerpo como rodilla, espalda, hombro, muñeca, etc.
  • Diabetes
  • Enfermedad de Parkinson
  • Enfermedad de Alzheimer
  • Accidente cerebrovascular
  • Vértigo
  • Incontinencia
  • Esclerosis múltiple
  • Parálisis Cerebral
  • Y muchas otras condiciones

 

¿Qué hace un fisioterapeuta?

Los fisioterapeutas diagnostican y tratan a todas las personas, desde los recién nacidos hasta las personas de la tercera edad que tienen problemas médicos o problemas relacionados con la salud. Los fisioterapeutas desarrollan un plan usando una variedad de técnicas de tratamiento para aumentar el movimiento de una persona, reducir el dolor y restaurar la función.

El primer objetivo es reducir el dolor y la inflamación si los hay. Luego, un fisioterapeuta aplicará varias técnicas para aumentar la flexibilidad, la fuerza, la coordinación y el equilibrio. Estas técnicas usualmente involucran ejercicio como estiramiento, levantamiento de pesas y caminar.

Los fisioterapeutas también pueden combinar una variedad de otras terapias, algunas que pueden ayudar y otras que no. A menudo es un proceso de prueba y error.

Apps para ejercicios de fisioterapia en casa

portada de la app shoulder decide, una app para dispositivos móviles muy útil para realizar ejercicios de fisioterapia en casa1. El Shoulder Decide, Knee Decide y Spine Decide, son tres aplicaciones iOS, creadas por Orca Health, son herramientas educativas que los fisioterapeutas pueden utilizar para explicar las condiciones médicas en términos simples a sus pacientes.

Proporcionan modelos 3D anatómicos interactivos, así como videos e imágenes que muestran lesiones comunes en el hombro, la rodilla y la columna vertebral. También contienen una serie de videos de estiramiento y fortalecimiento a los que los pacientes pueden referirse cuando hacen sus ejercicios en casa.

Cada aplicación de terapia física tiene una opción gratuita, así como una opción de suscripción de pago que proporciona acceso a todos los contenidos.

Tipos de terapia física

La Terapia Manual es una terapia realizada por las manos del terapeuta con el objetivo de relajar al paciente, reducir el dolor y proporcionar más flexibilidad. Incluye:

  • Masajear los músculos y los tejidos blandos del cuerpo para relajar al paciente, mejorar la circulación y aliviar el dolor.
  • La movilización utiliza movimientos lentos para retorcer, mover y empujar las articulaciones y los huesos en su lugar. Esto puede ayudar a aflojar los tejidos de las articulaciones tensas y aumentar la flexibilidad.
  • La manipulación utiliza movimientos rápidos y enérgicos para aliviar el dolor y realinear las articulaciones y los huesos.

persona mayor recibiendo un tratamiento de ultrasonidos. Fisioterapia para la tercera edadLa Terapia de Frío se utiliza para aliviar el dolor, la hinchazón y la inflamación de condiciones como la artritis. El tratamiento incluye bolsas de hielo (sesiones de 15 a 20 minutos), masaje con hielo y descanso, hielo, compresión y elevación.

La Terapia de Calor relaja los músculos y mejora la circulación sanguínea, lo cual es útil para aflojar las articulaciones rígidas de la osteoartritis u otras condiciones de inmovilización. El calor también se utiliza para aflojar los músculos antes de hacer ejercicio.

La Hidroterapia utiliza el agua para tratar enfermedades y mantener la salud, curar los tejidos blandos, aumentar el flujo sanguíneo y relajar todo el cuerpo.

La Estimulación Eléctrica utiliza la corriente eléctrica para crear un efecto deseado en el cuerpo. Por ejemplo, la corriente eléctrica puede distorsionar las señales de dolor para cubrir las sensaciones de dolor. La estimulación eléctrica se utiliza para contraer los músculos en víctimas de accidentes cerebrovasculares y en personas con artritis.

La estimulación eléctrica es el término general que describe el uso de la corriente eléctrica para crear un efecto en el cuerpo. Existen varios usos para la estimulación eléctrica usándose a menudo junto con la terapia de láser frío para proporcionar una mejor cicatrización.

Los fisioterapeutas educan a los pacientes en cada sesión. A los pacientes se les enseña a realizar las tareas diarias, a proteger su cuerpo de volver a lesionarse, a realizar ejercicios en casa y a hacer de sus hogares un lugar más seguro.

El Ultrasonido utiliza ondas sonoras de tono alto para reducir los espasmos musculares y relajar los músculos antes y después del ejercicio.

Tratando Condiciones Específicas con el Fisioterapeuta

La comunidad médica está descubriendo que la fisioterapia se puede utilizar para ayudar a pacientes con una variedad de enfermedades y afecciones médicas, algunas obvias, otras no tanto.

La mayoría de las personas de 65 años o más tienen algo de artritis en la columna vertebral, incluso si no tienen los síntomas. La fisioterapia puede ayudar a contrarrestar los síntomas futuros utilizando ejercicios acuáticos, compresas calientes, estimulación eléctrica y otras técnicas.

  • Para los pacientes con accidente cerebrovascular, los fisioterapeutas utilizan la terapia de movimiento inducido por restricción, en la que se fuerza (el miembro bueno está restringido) a utilizar su brazo o mano más débil. Las imágenes motoras y la práctica mental implican ensayar movimientos sin hacerlo realmente. Esto estimula la parte del cerebro que controla el movimiento.
  • Los pacientes con la enfermedad de Parkinson realizan ejercicios que mejoran la flexibilidad del tronco para evitar los movimientos robóticos que produce la enfermedad.
  • A los pacientes con incontinencia se les enseña a encontrar los músculos correctos y a usarlos correctamente. Hacer ejercicios pélvicos ayuda a fortalecer los músculos para controlar mejor la vejiga.
  • Los fisioterapeutas trabajan con pacientes con Alzheimer utilizando ejercicio, lo que puede mejorar la memoria y retrasar la aparición de problemas de memoria más graves. También utilizan «espejos» en los que el fisioterapeuta actúa como espejo, mostrando al paciente cómo moverse. Otras técnicas incluyen el baile y la jardinería, que ayudan a los pacientes a recordar ciertos tipos de movimientos.
  • La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), que causa dificultad para respirar, se trata con entrenamiento con ejercicios que pueden mejorar la dificultad para respirar entrenando los músculos y aumentando la capacidad aeróbica.